Monitoreo de la población de yaguareté del Corredor Verde de Misiones

█  Contando jaguares, el álbum de fotos de los yaguaretés del Corredor Verde de Misiones

Desde el año 2003 año a año estamos instalando cámaras fotográficas que cuentan con sensores de movimiento y nos permiten tomar fotografías del yaguareté y sus presas. Estos equipos son llamados trampas cámara, y esta tecnología es fundamental para poder conocer cuántos jaguares habitan en la región, y además conocer cuáles son las presas disponibles y su abundancia.

Los jaguares tienen un pelaje manchado y el pelaje de cada animal es diferente, por eso tomándoles fotografías a los jaguares podemos reconocer a cada uno de ellos, seguirlos en el tiempo y contarlos. Ubicando estratégicamente muchas trampas cámaras en diferentes porciones del Corredor Verde, podemos tomar fotografías de muchos de los individuos que viven en la región. Pero además, si hacemos un buen diseño de cómo ubicamos las cámaras, podemos estimar con métodos estadísticos cuántos animales posiblemente se encuentren en la región pero no los estamos fotografiando. Así podemos tener un cálculo de cuántos animales habitan en la región.

De este modo, ya tenemos identificados a jaguares que habitan (hay individuos que salen fotografiados año tras año) o habitaron (ya que algunos individuos pueden haber muerto o migrado cuando ya no salen en las fotografías) en las áreas que muestreamos. Conocemos machos y hembras, también cachorros, y podemos tener algunas estimaciones de cuánto viven algunos individuos (ver álbum de fotos). Ellos tienen nombre, y de algunos jaguares ya podemos armar su árbol genealógico.

El trabajo con trampas cámara en diferentes sitios nos permitió estimar que en el Corredor Verde encontramos densidades de yaguareté muy bajas, sus densidades varían en función del nivel de protección contra la cacería que tienen las diferentes áreas (cuanto más cacería, menos jaguares). Esto nos indica que la población de yaguareté de esta región ha caído abruptamente entre los años ’90 (cuando el prestigioso investigador brasileño Peter Crawshaw Jr. hacía las primeras estimaciones en la zona de Iguazú), y los primeros años del nuevo milenio. Para el año 2004, la densidad de yaguareté en el Corredor Verde fue 3 ó 4 veces más bajas que las estimadas para 1995.

█  El tamaño de la población

Cuando unimos la información de densidades (cantidad de individuos por una determinada superficie de hábitat) con los mapas de distribución y modelos de hábitat obtenidos por la red de colaboradores y nuestro análisis del estado del hábitat, pudimos obtener una estimación confiable del tamaño de la población de yaguareté del Corredor Verde. En esta región sólo quedan alrededor de 50 yaguaretés adultos, a los que se suman unos pocos juveniles y cachorros, lo que significa una población muy pequeña y seriamente amenazada de extinción. Estos resultados alertaron a las autoridades y otras ONGs y motivó el avance para contar con un Plan de Acción para conservar al yaguareté en la región.

Por lo tanto, gracias a las trampas cámara hoy en día no sólo sabemos cuántos jaguares quedan sino también sabemos que las principales amenazas son la cacería de los jaguares y la cacería de sus principales presas que también se ven diezmadas en las áreas menos protegidas y con mayor presión de cacería (Ver Monitoreo de presas). Otras amenazas como la mortalidad por atropellamientos, el potencial conflicto con los ganaderos y la pérdida de su hábitat.

PROYECTO YAGUARETÉ
El Proyecto Yaguareté busca asegurar la conservación de una población viable, a largo plazo de yaguareté y de las especies con las que él convive en la Selva Paranaense.
¿CÓMO COLABORAR?
Al unirte al Club de Amigos del Yaguareté estarás apoyando el trabajo de conservación del yaguareté en la Selva Misionera y Chaco Argentino.